13 feb. 2013

Dación en pago

Ayer, ¡oh, señor!, el parlamento español notó el peso de unos gramos de democracia.
A contrapronóstico, quedan verdaderos ciudadanos en España. Que piensan y se movilizan. Gente despierta, por fin.
Pretenden convertir la dación en pago en ley. Esto es, tener la capacidad de saldar tu deuda hipotecaria devolviendo el activo gravado con dicha hipoteca. Tan sencillo, y obsérvese que aún y así, quien devuelve su piso al banco pierde dinero: los intereses pagados, los impuestos (entorno al 11% de la operación), y las cantidades entregadas a cuenta. 

¿Por qué se resisten los bancos? Porque en la gran estafa del boom inmobiliario en España, que pasará a los anales de la historia como la hiperinflación de la República de Weimar, el robo a los ciudadanos a base de hinchar el precio de las viviendas ha sido tan salvaje que mediante la dación en pago los bancos pierden esclavos: la familia de clase media española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario