14 abr. 2013

La última de Tom Cruise

Bueno. Aceptable. Primera media hora notable y desenlace con demasiada pirotécnica y poco seso. Aún y así, la película Obilvion (2013) contiene imágenes y hasta escenas correctas. Y un descubrimiento perturbador: la pelirroja. Cuando la vean, acuérdense de ella. Me quedo con esa actriz y las flotas de barcos anclados en desiertos de arena. Nada tiene de original. Mil sombras de otras obras se alargan en el film. Pero la película no engaña, no pretende ser nada más de lo que es.

2 comentarios:

  1. Estupendo, la semana que viene será de las pocas que podré ir al cine y este estaba en la lista de posibles. Si no me apetece pensar parece una opción razonable.

    ResponderEliminar
  2. Exacto, eso es. Una película para sentarse y no pensar mucho. Disfrutar de las imágenes y al salir, volver a la realidad. Qué bien el cine de catástrofes y apocalipsis, nos hacen sentir mejor.
    Saludos.

    ResponderEliminar