8 abr. 2013

Palabras vanas

Recuerdo que durante los años dorados los empresarios se llenaban la boca con la palabra "excelencia", "cultura de la profesionalidad" y tonterías similares, mientras corrían en la ruta de la opulencia, la evasión de impuestos y otros caminos ocultos. No todos, claro, está.
En esta crisis, que es sistemática, han fallado todos los grupos sociales, de arriba a abajo.
Ahora el buen príncipe de Asturias me ha hecho recordar toda esta palabrería vacía. Imputan a la hermanísima y habla de "fortaleza y paciencia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario