8 dic. 2013

Barcelona, Parque Temático

Hola a todos, al habla un indígena de Barcelona. Porque esto es lo que soy. En verano, los soldados del fuerte, no nos dejan ir al centro de la ciudad porque molestamos a los turistas. Sólo pueden ir los indígenas autorizados con sus cartillas donde hay escrito "Puede pasar. Es un trabajador turístico". Cuando hay rebajas tampoco nos podemos mover de nuestros barrios o "reservas", para no molestar a los honrados compradores de lujo, rusos y chinos y japoneses. Sólo a finales de febrero podemos ir al casco antiguo, pero por poco tiempo, ya que en abril los bisontes, ay, quería decir, los turistas, vuelven a pastar. ¡A comprar con pasta! Ya no sé lo que digo. Incluso ahora, con el frío, cierran algunos museos y paseos de la ciudad para que los de la Corporación Mittal (que son indios, pero indios con dinero) puedan casarse y pasearse por lo que, en otros tiempos, antes de la llegada del Gran Capital y sus soldados vestidos de azul con palos de fuego, fueron nuestros ríos y bosques.

No hay comentarios:

Publicar un comentario