26 mar. 2014

Arde Madrid

Con todo esto del festival del Madrid-Barça, que si la pelota pasa, que si Pepito dice y Josefito afirma, hay una noticia de verdad importante que ha pasado notablemente desapercibida. El final violenta de la Manifestación por la Dignidad, que acabo con 101 heridos, una cifra espeluznante, de los cuales 70 eran Policías, que se vieron superados por los grupos que optaron por la violencia. Increíble. Al leer la noticia (redactada por medios de comunicación, yo no estuve allí) me quedé estupefacto. Tan estupefacto como que algo tan grave haya sido rápidamente fagocitado por otras noticias.

Añado un vídeo que te deja sin respiración. Absolutamente angustiante. No es un país lejano, esto es Madrid convulsionado. Después de lo de Burgos, uno empieza a pensar que la atonía que hasta hace poco caracterizaba esta terrible crisis está dando paso a algo distinto. El poder, este sistema corrupto e injusto, ha tensado demasiado la cuerda. Los rentas bajas son escalofriantes. Todos nos damos cuenta de que el sistema muerde allí donde no puedes escapar: electricidad, transporte público, agua, gas, gasolina, etc. Y ya son demasiados los que no ven futuro.
Otra lectura del vídeo es ver a la Policía Nacional desbordada. Falta de previsión, supongo, de la cúpula ante la amenaza. Una falta de previsión que han pagado muy cara muchos miembros de este cuerpo. Viendo el vídeo, viendo la saña de determinados grupos de manifestantes, viendo que este ocurre aquí al lado, me quedan preguntas, me queda una profunda estupefacción. La cuerda social empieza a romperse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario